Cosmética e higiene/Cepillos y Peines

Rastrillo King Coat. Jean Peau

Jean Peau

Rastrillo King Coat. Jean Peau

Precio habitual
Impuestos incluidos
No disponible actualmente

Descripción

Para eliminar pelo muerto y sub-pelo en grandes cantidades

El rastrillo Jean Peau está fabricado en acero inoxidable y mango suave de madera, para una mayor comodidad en su uso:

  • El rastrillo es ideal para eliminar pelo muerto y sub-pelo en grandes cantidades, dejando el manto con el pelo válido y estimulando el crecimiento de pelo sano.
  • Ideal para épocas de muda, pues elimina cantidades elevadas de pelo muerto o debilitado, evitando que sea el que caiga en casa.
  • Elimina nudos duros.
  • Sus puntas en forma redondeada evitan que se irrite la piel y proporciona un suave masaje.
  • En pocos minutos obtendrás un acabado de Stripping a mano.
  • Fuerte, duradero y fácil de usar.

Dependiendo del número de hojas y su separación será indicado para unas u otras razas.

Tipos:

  • 8 hojas: Rebajar volumen en mantos muy densos e ideal para primeras pasadas del arreglo de razas con mantos largos como el Bobtail o el Gos d'Atura
  • 12 hojas: Para subcapas densas en mantos no muy largos. Deja el pelo mas suelto y abre pequeños nudos. Extrae el subpelo de razas con mudas intensas como el Husky, Pastor Alemán o Akitas.
  • 20 hojas, ideal para pelos finos o gruesos pero poco densas. Razas de pelo corto con algo de densidad. Deja el pelo y subpelo totalmente suelto, como de exposición.

Se recomienda empezar por el rastrillo de menor a mayor número de hojas.

Si se aplica un rastrillo con muchos dientes en un perro con un pelo enredado, enmarañado, o con mucha densidad costará mucho más penetrar en el manto, más esfuerzo, y no será agradable para el perro, además de que posiblemente se rompan muchos pelos, quedando poco favorecido estéticamente hablando.

Modo de empleo: No usar nunca a contrapelo. Cepillar en profundidad en la dirección del pelo, con cuidado de no ejercer mucha presión sobre la piel para evitar irritación. Retirar el pelo que extrae a menudo, para que sea más efectivo a cada pasada.