Todos los artículos

¿Cómo alimento a un gatito?

¿Cómo alimento a un gatito?

Si tienes la suerte de adoptar un gatito debes tener en cuenta varias cosas antes de llevarlo a casa. Prepara bien tu cuaderno y apunta cuáles son las claves para cuidar al nuevo miembro de la familia como se merece.

Primero, recuerda que el destete se tiene que hacer aproximadamente sobre los dos meses desde su nacimiento. Lo que significa que hasta entonces es recomendable no separar al gatito del lado de su madre.

Si por lo que fuera, el gatito ha sido abandonado y no está con su madre, tienes que llevarlo al veterinario y que te indique cómo puedes proceder para su cuidado. Lo más probable es que te recomiende que lo alimentes con leche especial para gatos.

Esta mezcla la debes preparar cada día hasta que tu gato tenga una edad aproximada de 2 meses; es decir, hasta el destete.

Luego, ya puedes ir incorporando a su dieta comida blanda o húmeda ya que su dentadura es todavía débil. Algunas personas incorporan también bolitas de pienso a las que le añaden agua para que no sean tan duras al masticar.

Nosotros preferimos incluir comida húmeda indicada para gatos bebés como los sobres especiales para cachorros de Urkhan Bio que son ricos en carnes, ecológicos y ayudan a su tracto digestivo.

¿Cómo elijo su comida?

 

Es importante que tengas en cuenta que hay cientos de miles de marcas de comida para mascotas, y de gatos últimamente cada vez más. Entonces, hay que recordar que los gatos son animales carnívoros; o sea, su dieta está basada en carne y su aparato digestivo está preparado para el consumo de estas. Partiendo de esta base, debemos enfocar nuestros esfuerzos en encontrar alimentos que en su composición contengan carne (proteína), y, por supuesto, que sea de calidad.

¿Cómo puedo saber si lo que compro es bueno para mi gato?

Tal y como hemos explicado antes, la dieta de nuestro gato tiene que estar basada en productos cárnicos. De esta manera, vamos a coger la etiqueta del pienso, comida húmeda o cualquier producto con el que vayamos a alimentarlo y vamos a comprobar que esto se cumple.

  • En las latas o sobres de comida húmeda: Si tiene menos de un 50% de carne, desconfía. Hay que leer bien que no incluya subproductos porque esto significará que NO tiene suficientes nutrientes. Es importante también que la cantidad de cereales sea mínima o escasa porque los gatos son animales carnívoros y les cuesta más digerir los cereales.
  • En piensos: Si en su composición marca menos de un 25% de proteína, no te fíes. Hay muchos detractores del pienso debido a su alto contenido de cereales. Aun así, hay muchas opciones sanas en el mercado como el pienso Green Dog que lleva alto contenido en proteínas de excelente calidad.

Fíjate en que el resto de componentes no sean nutrientes sintéticos porque sino no van a cumplir su cometido.

  • En comida natural: cada día hay algún gato más que se alimenta de la conocida dieta BARF (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) que consiste en alimentar de comida sin cocinar a nuestras mascotas siguiendo unas pautas determinadas para ofrecer la mayor cantidad de proteínas que ellos necesitan. Si nos decantamos por esta alimentación, debemos acudir a un especialista para que nos enseñe qué tipo de carne es la adecuada, qué cantidades de cada alimento necesita nuestro peludo, etc.

¿Qué hago después de los 4 meses?

Desde los dos meses hasta los cuatro se mantiene una dieta blanda, con alimentos que puedan ser masticados con facilidad por nuestro gato.

A partir del cuarto mes ya se pueden añadir alimentos más duros.

Con seis meses ya puedes incluir el alimento que va a ser su alimentación diaria. Pero intenta cambiar cada cierto tiempo el producto para que tu peludo no se aburra de comer siempre lo mismo. No te aconsejamos mezclar en el mismo día pienso y comida húmeda, o comida preparada por ti más pienso porque estaremos dándole un trabajo extra a nuestro gatito. Su estómago tiene que digerir por un lado un alimento de tal composición y dureza, y, por otro lado, otro totalmente distinto. No es lo más conveniente para su intestino.

¿Cuántas veces debo alimentarlo al día?

Los gatos mantienen ese instinto natural de comer muchas veces al día y, además, en pocas cantidades. Por eso, puedes racionar la comida de tu gato en varias tomas durante el día.

La cantidad estimada que debas suministrarle está indicada en la mayoría de los casos por el fabricante. Así que, fíjate en la parte trasera del envase cuánto es lo que necesita tu peludo para mantenerse bien alimentado.

Y recuerda si tienes cualquier duda sobre su alimentación o cuidado, lo mejor es acudir a un especialista que es el que mejor sabe lo que es bueno para tu peludo.

 


Anterior
Siguiente

0 comentarios


Dejar un comentario