Todos los artículos

Lo que tienes que saber para evitar problemas estomacales en tu perro

Lo que tienes que saber para evitar problemas estomacales en tu perro

A continuación, te vamos a enseñar el decálogo de las cosas que hay que hacer para que tu peludo no tenga o, por lo menos, tenga menos problemas estomacales a lo largo de su vida:

  1. No mezcles diferentes alimentos en la misma ración o día

Si tu perro está acostumbrado a comer pienso y quieres darle otro alimento por probar o cambiar te recomendamos que NO mezcles pienso con comida húmeda, o pienso con comida casera el mismo día. La respuesta es fácil, estarás obligando a que el intestino tenga doble trabajo: por un lado intentará digerir el pienso, y por otro lado, la comida húmeda que tiene diferente consistencia o viceversa.

  1. Intenta no incluir cereales o procesados en su dieta

Aunque parezca algo lógico los perros no toleran los carbohidratos. Por tanto , en la medida de los posible evitaremos darles pan, galletas o similares ya que su intestino no tiene el poder de fermentación que tiene el de los humanos. Suprimir cualquier clase de carbohidrato procesado, suficiente con el que tiene el pienso (si su alimentación se basa en ello)

  1. No dejes a su alcance productos que creas puedan llamar su atención y comérselos.

En este punto nos referimos a si tu perro tiene tendencia a morder zapatos, o cualquier tipo de productos no comestibles ya que a la hora de hacer sus necesidades tendrá dificultades. No las a va digerir y es posible que su orificio anal se resista debido a que tiene que expulsar estos materiales no digestivos.

  1. De vez en cuando, añade a su alimentación reguladores intestinales.

Incluye en su dieta alimentos ricos en fibra para prevenir problemas estomacales. Se sabe que la calabaza y la zanahoria son ricas en antioxidantes, fibras y vitaminas que fortalecen el sistema inmunológico y evita diarreas. Si no sabes cómo darle la calabaza Firm Up ha creado un regulador a base pectina de manzana y calabaza que es fácil de suministrar en las comidas de nuestros animales. Se trata de un complemento alimenticio en polvo que ayuda al vaciado de las glándulas anales, con la diarrea o estreñimiento, etc.

  1. Stop a alimentos con azúcar o sal

Quizá muchos lo sepáis. Pero lo recordamos: no des de comer comida con estas sustancias. Lo único que va a provocar es disminuir la calidad de vida de tu peludo.

  1. Selecciona con cabeza los premios

No toda la comida que nos venden es buena, ni todos los premios que están en el mercado están llenos de nutrientes para nuestros peludos. Por eso, debemos saber elegir cuál es el mejor para ellos. Fíjate en los ingredientes cuando adquieras una bolsita para educar o premiar a tu perro. Y sobre todo, ten en cuenta que esta chuche es como si le diéramos patatas fritas a nuestros hijos. No hay que exceder el consumo semanal de las mismas.

  1. Huesos recreativos durante un rato.

Los huesos recreativos que les damos a nuestros perros no son para que se los coma de una vez. Hay que administrarlos. Por ejmplo, si le damos uno durante 10 minutos le dará tiempo a fortalecer su dentadura, arrastrar sarro y a no comerse demasiada cantidad que pueda provocar estreñimiento.

  1. No abuses de la comida casera.

Aunque creas que prepararle comida casera a tu perro es la mejor idea, tienes que saber que no siempre es así. Primero porque no somos expertos nutricionistas, y segundo, porque hay alimentos que pierden sus propiedades cuando se cuecen lo que significa que no los estás alimentando como deberían.

  1. Frutas y verduras

Las frutas y verduras aportan un sin número de vitaminas y minerales naturales. Algún día de la semana puedes darle como recompensa alguna fruta o verdura que le ayude a su sistema digestivo. Por ejemplo, la manzana, sandía, el brócoli, espinacas, …

  1. Asegúrate de que no tiene intolerancia alimentaria y parásitos

Hay algunos perros que presentan intolerancia a ciertos alimentos. Por eso, debes fijarte si cada vez que tu perro se pone malo coincide con haber comido cierto alimento. Si es así, plantéate un análisis. Además, tienes que recordar la importancia de mantener sus vacunas y antiparasitarios al día, para que tu peludo no sufra de problemas en su estómago.

 

¿Te han gustado nuestras recomendaciones? Ayúdanos a mejorar la salud de nuestros peludos, dejándonos algún truco


Anterior
Siguiente

2 comentarios


  • hbtuiglOMW

    JmRqNeKuSEPFhGXD en

  • QdsKzAynEtNSU

    anXwJHGRziOp en

Dejar un comentario