Todos los artículos

¿Cómo elegir un buen peluquero para mi perro?

¿Cómo elegir un buen peluquero para mi perro?

Que queremos lo mejor para nuestro perro es indiscutible, al final estamos poniendo a nuestro mejor amigo en manos de alguien a quién apenas conocemos y queremos que sea de confianza, que además de buen profesional consiga que nuestro perro se sienta cómodo y disfrute de la sesión ¿Verdad? 

¡Ahí van 9 consejos para ayudarte a identificar un buen profesional!

 

via GIPHY

 

1) Vocación. Es de suponer que toda persona que trabaja con animales es porque le gustan, pero a veces eso no es del todo así. Fíjate en los detalles en la primera toma de contacto. ¿Es una persona cariñosa con tu perro? ¿Se interesa por su nombre, su edad, etc.? 
Cuando a una persona le gustan los perros le gustan de verdad, se notará si es falso interés o no ;)
2) Mostrará interés por todo aquello que pudiera afectarle en la peluquería.
Te preguntará por su salud, si tiene algún problema de piel, alguna enfermedad articular, alergias, si hay alguna parte de su cuerpo que no le gusta que le toquen, sobre sus experiencias anteriores...
3) Cada perro es un mundo, por ello deberá tener una gama de cosmética amplia y variada que se adecue a las necesidades de cada uno. Puedes preguntarle por el tipo de champú que usa, si es libre de siliconas y parabenos, si tiene varios tipos etc. Desconfía de aquel que no use marcas de calidad y no tenga variedad.
 
4) Un buen peluquero estudiará cada caso. Testeará el tipo de manto y dependiendo de sus necesidades y tus preferencias deberá ofrecerte una o varias soluciones adecuadas y mostrará interés por explicarte el por qué de esa elección.
 
5) Aunque tu perro esté lleno de nudos, huye de aquellos que te ofrecen un rapado a la primera de cambio. Un buen peluquero sabrá como "salvar" el manto anudado, aunque puede ser muy laborioso y sean horas de trabajo. Es cierto que a veces no queda otra opción por el mal estado, pero el rapado debería ser la ultima opción.
 
6) Observa a tu perro. Vale, no, nuestro perro no habla, ¡pero se comunica!
Su lenguaje corporal nos puede dar mucha información. Es normal que al principio tenga miedo, que se quiera ir contigo o que se muestre nervioso ante algo que desconoce, pero si ves que el miedo es excesivo, que se orina, que se estresa mucho y sesión tras sesión no mejora, es porque tu perro desconfía de esa persona.
 
7) Un buen peluquero es honesto. Los accidentes ocurren, ellos se mueven, y a veces se producen pequeñas heridas o cortes. Busca un peluquero que sea sincero y te asegure que si algo pasa, te lo va a comunicar.
 
8) Por mucha cartera de clientes que tenga, un peluquero que adora a sus clientes los trata como algo más que eso. Son sus amigos y recordará su nombre, sus manías, sus necesidades... si tras varias sesiones trata a tu perro como si fuera nuevo por allí, falta interés.
 
9) Te ofrecerá pautas y consejos para mantener en buen estado la piel y el manto de tu perro hasta la próxima visita.
 
Esperamos que ahora sea más fácil para ti y encuentres a alguien a quien confiar el cuidado de la piel y el manto de tu perro ¡Es súper importante!

Anterior
Siguiente

0 comentarios


Dejar un comentario